Skip to content

La reacción popular obliga a buscar alternativas al vertedero de Les Alcusses

by a 10 Març 2009

El rechazo popular de los alcaldes, vecinos, viticultores y agricultores a ubicar un macrovertedero en el Valle de Les Alcusses de Moixent, junto a las enormes riquezas que contiene esta zona, ha frenado en seco la construcción de esta infraestructura.

Según ha podido saber LAS PROVINCIAS, el Consorcio, ente encargado de decidir la ubicación del macrovertedero, buscará otras opciones si los Ayuntamientos que finalmente sean elegidos se niegan, esgrimiendo argumentos y motivos, a albergar esta infraestructura en su término. Además, la Conselleria de Medio Ambiente será muy estricta antes de dar los permisos ambientales al proyecto.

Hasta ahora ya ha habido empresas que han realizado opciones de compra en Moixent. Estos terrenos los presentarán en su proyecto al Consorcio, que abarca las comarcas de la Costera, la Safor, la Vall d’Albaida, la Canal de Navarrés y el Valle de Ayora-Cofrentes. Una de estas firmas es Girsa, que depende de la Diputación de Valencia.

Los sondeos para buscar terrenos no se han hecho solamente en Moixent, sino también en otros puntos de las cinco comarcas que abarca esta área de gestión. Esto deja un margen a la esperanza de que finalmente el macrovertedero termine con el emblemático Valle de Les Alcusses. Así, habrá otras alternativas que permitan salvar el paraje.

En cualquier caso, el Consorcio tiene claro que en las opciones donde haya un rechazo justificado, como es el caso por la agricultura, arqueología y parajes del Valle de Les Alcusses (algunos protegidos y de características especiales), se tratarán de buscar otras opciones.

La Comisión Técnica que se creará para examinar cada uno de los proyectos que se presenten estudiará tantas veces como haga falta las iniciativas hasta dar con la que más se adapte a los requerimientos del Consorcio, que todavía no ha adoptado ninguna decisión puesto que no cuenta todavía con ningún proyecto encima de la mesa.

Aunque la decisión de adjudicar al proyecto corresponde al Consorcio, las distintas iniciativas también deben superar con éxito dos documentos que quedan en las manos de la Conselleria de Medio Ambiente, la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y la Autorización Ambiental Integrada.

Fuentes de esta Institución Autonómica aseguraron ayer que a la hora de dar el visto bueno a estos dos documentos “vamos a ser muy estrictos”.

Y es que en la Conselleria tienen muy claro que en ningún caso “aprobaremos un proyecto que vaya en contra de la sostenibilidad del territorio”. Esto es, que resulte dañino para los parques naturales protegidos, para el propio medio ambiente y la diversidad, entre otros aspectos. Además, aseguraron que todavía no tienen “ningún proyecto sobre la mesa puesto que el Consorcio aún no ha adjudicado este proyecto”.

De hecho, las empresas que hayan optado por el enclave de Moixent para ubicar la instalación ya parten con el handicap de que el rechazo de los municipios y también el social resta puntos a la iniciativa para que ésta sea finalmente la elegida.

Lugar privilegiado
El Valle de Les Alcusses de Moixent es un enclave privilegiado en todos los sentidos. Las empresas lo han elegido por sus buenas comunicaciones ya que apenas un kilómetro lo separa de la autovía de Albacete, la distancia con respecto a Valencia no es grande, y los terrenos muy amplios.

Los vecinos, agricultores, alcaldes y viticultores lo defienden por su poblado ibérico de enorme valor arqueológico, ya que en él se encontró el emblemático Guerrer de Moixent, la belleza de un paraje conocido como La pequeña Toscana valenciana, los vinos conocidos internacionalmente y la fertilidad de una tierra capaz de producir el doble de producción sin apenas tener que regarla.

Las masías, bosques, cipreses y pinos en las orillas de los serpenteados caminos y los viñedos, cereales y frutales pueblan un paraje con un gran interés arquitectónico y paisajístico.

Para muchos agricultores y viticultores lo que tienen en este paraje representa el esfuerzo de toda su vida, aquello por lo que han luchado y recorrido medio mundo que ahora puede estar en peligro por la construcción de una planta que recoja los residuos de cinco comarcas con medio millón de habitantes.

Son conscientes de que si se construyera la macroplanta de tratamiento e incineración de basuras todo se iría al traste. La imagen conseguida se perdería y ni siquiera sería posible conseguir la misma calidad en los vinos puesto que la polución que generaría la instalación afectaría a las uvas.

Font: www.lasprovincias.es/valencia/20090310/tema-dia/reaccion-popular-obliga-buscar-20090310.html

Advertisements

From → No a l'Abocador

Feu un comentari

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: